Información General Miembros Investigación Enlaces de Interés Eventos
Principal
Eventos y noticias
Eventos años anteriores

Eventos y Noticias

Discurso de Su Majestad Akihito, Emperador del Japón, con motivo de la ceremonia conmemorativa del primer aniversario del Gran Terremoto del Este de Japón (11 de marzo de 2012)


Al conmemorar el primer aniversario del Gran Terremoto del Este de Japón, junto con el pueblo reunido hoy aquí, me gustaría expresar mi más sentidas condolencias por las muchas personas que perdieron la vida.

Hace un año Japón fue golpeado por un terremoto y un tsunami inesperadamente grandes, que causaron casi veinte mil muertos y desaparecidos.  No hay que olvidar que esto comprende a muchas personas, incluidos bomberos, que perdieron la vida mientras se dedicaban a las operaciones de socorro y de control de desastres arriesgando su propia seguridad.

El terremoto y el tsunami causaron el accidente de la central nuclear, por lo cual los habitantes de las áreas incluidas dentro de la zona de peligro perdieron sus hogares y medios de vida y tuvieron que abandonar los lugares donde solían vivir. Con el fin de que puedan vivir allí de nuevo con seguridad, tenemos que superar el problema de la contaminación radioactiva, que es una tarea formidable.
Después del terremoto, muchas personas, incluyendo miembros del Gobierno y autoridades locales, así como muchos voluntarios, acudieron a las zonas destruidas y llevaron a cabo diversos esfuerzos para apoyar a las personas afectadas.  Estoy seguro de que sus actividades ayudaron a consolar a los evacuados que viven en condiciones muy duras y los alentó a pensar de forma positiva sobre el futuro. Me gustaría aprovechar esta oportunidad para expresar mi más profunda gratitud a las personas que han trabajado en favor de la gente y regiones afectadas y a los que han estado tratando de contener el daño del accidente de la central nuclear.

Muchas personas en el extranjero respondieron a la catástrofe mediante el envío de equipos de socorro y nos ofrecieron ayuda de varias maneras. En muchos mensajes de solidaridad que he recibido de Jefes de Estado extranjeros, ellos comentaron que estaban realmente impresionados por la forma como las personas afectadas, bajo condiciones tan severas, se han ayudado mutuamente y se han puesto a trabajar por la reconstrucción con un fuerte sentido de solidaridad. Estoy profundamente agradecido por la benevolencia mostrada por gente de todo el mundo.
Se esperan muchos retos difíciles en la reconstrucción de las zonas perjudicadas.  Es mi esperanza que los corazones de la gente siempre acompañarán a las personas y regiones afectadas, y que cada uno seguirá trabajando para mejorar las condiciones de esas zonas. Es importante para nosotros no olvidar esta devastación y pasar a las generaciones futuras las lecciones que aprendimos, así como fomentar una actitud apropiada hacia la prevención de desastres, con el objetivo de que nuestro país sea un lugar más seguro.

Para terminar, me gustaría expresar mi esperanza de que Japón se convierta una vez más en un país donde la gente pueda vivir con un sentimiento de seguridad y ofrezco de nuevo mis más sinceras condolencias por todos aquellos que perdieron la vida en el Gran Terremoto del Este de Japón.

(Traducción no oficial)
- Fecha de publicaci├│n: 09 Aug 2012
- Publicado por: CEAA

Centro de Estudios de África, Asia y Diásporas Latinoamericanas y Caribeñas "José Manuel Briceño Monzillo"
E-mail: ceaaula@hotmail.com | Teléfono:+58 (0274) 2401885
Universidad de Los Andes, Mérida - Venezuela