Información General Miembros Investigación Enlaces de Interés Eventos
Principal
Eventos y noticias
Eventos años anteriores

Eventos y Noticias

Hiroshima y Nagasaki: 68 a├▒os de un genocidio




Ofrecemos desde el fondo del corazón nuestro consuelo y respaldo
a las almas de las víctimas y afirmamos que haremos todo
lo que esté a nuestro alcance para eliminar ese mal absoluto que                                       
constituyen las armas nucleares y construir un mundo en paz.

...la bomba atómica es el arma más inhumana del mundo y un mal absoluto...         
  



Kazumi Matsui. Alcalde de Hiroshima.
Extractos del discurso del 06.08.2013




Las diversas muestras a favor de la paz en Japón se contextualizan con mayor fuerza cada año durante los días 6 y 9 de agosto en Hiroshima y Nagasaki respectivamente. Las listas actualizadas de las víctimas se depositan en el cenotafio del Parque de la Paz de la primera ciudad donde cayó la bomba atómica, en esta oportunidad los nombres de las víctimas ascienden a 286.000 personas, unas 6.000 de ellas murieron, o se confirmó su fallecimiento como consecuencia de la bomba en los últimos doce meses.

Tal realidad, va paralela a la de la ciudad de Nagasaki, segundo punto del ataque atómico cuyos efectos al instante del estallido de la bomba segó la vida de 70.000 personas e hizo que miles más fallecieran en años siguientes a causa de la radiación.

Hasta el pasado mes de marzo del año en curso, el número total de hibakusha, nombre que reciben los supervivientes de estos dos bombardeos era de 201.779 personas, casi 10.000 menos que el año pasado, con una edad promedio de 78,8 años.

Debemos recordar que hasta hoy, Japón es el único país que ha sido víctima de un ataque con armas nucleares. El mes de agosto de 1945 marcó la historia de ese país y el mundo. Dicha acción por parte de los Estados Unidos forzó la capitulación de la nación nipona el 15 de agosto y puso fin a la II Guerra Mundial.   

En la actualidad el debate japonés sobre armas nucleares se centra en varios aspectos que resumimos de la siguiente manera:

*El Gobierno defiende los principios de "no producir, no poseer y no permitir que entren armas nucleares al territorio nacional".

*Japón tiene la responsabilidad única de impulsar el fin del desarrollo de armas nucleares y liderar la cruzada multinacional para la no proliferación.

*Las nuevas generaciones de jóvenes prestan poca atención sobre esta problemática y representa una preocupación por parte de los ciudadanos de mayor edad, ya que la memoria histórica de esta triste página de la historia japonesa tiende a ser olvidada.

*Dado que Corea del Norte ha fomentado su desarrollo nuclear, Japón tiene que actuar manteniendo en consideración el grave ambiente que sobre su seguridad, rodea el país. Ello altera la balanza acerca del criterio sostenido por Japón en materia de seguridad nacional.

*La construcción en los astilleros de Yokohama del buque "Izumo" (Portahelicópteros), a un costo estimado en 1.200 millones de dólares,  el cual estará operativo un poco después del año 2015, representa un redimensionamiento y activismo por parte de Japón para dotarse de fuerzas de defensa con efectos de preocupación en China y Corea del Sur.

*El creciente peso de los movimientos de protestas contra la energía nuclear se ha fortalecido, desde que el gobierno decidió el año pasado reactivar dos reactores nucleares tras el accidente de Fukushima en 2011.

*La aprobación de  un presupuesto militar de 50.000 millones de dólares para 2013-2014, en alza por primera vez desde hace once años. Paralelamente, en la capital japonesa se anuncia la intensión de constituir una fuerza especial de 600 hombres y 12 naves para vigilar y proteger las islas fronterizas en disputas.

*Las críticas de Tomihisa Taue, Alcalde de Nagasaki, acerca del inminente acuerdo de cooperación nuclear entre Japón y la India, tendrá como efectos la reafirmación por parte de Corea del Norte de sus programas nucleares. Similarmente la negativa del gobierno japonés a firmar una declaración rechazando el uso de armas nucleares.

*La incertidumbre actual en la población japonesa y los miles de afectados por el accidente nuclear de Fukushima, ante la fuga y vote de agua radiactiva al océano Pacífico.

Cada uno de los elementos señalados, cambia el escenario tradicional del Japón de postguerra y lo encamina hacia la necesidad de hacer frente a la amenaza China y en menor grado a Corea del Sur. Simultáneamente el gobierno nipón asume el costo político ante su población con las inseguridades reinantes día a día con un enemigo silencioso que se respira, se come, se toma, entre otros, llamado radiactividad.

Las campanas de la paz en Hiroshima y Nagasaki seguirán sonando para recordarle al mundo y al propio gobierno japonés que existen actualmente 17.000 ojivas nucleares en el orbe y que el problema no se resuelve  bajo la errónea política según la cual en palabras del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon "la seguridad se alcanza buscando el dominio militar y con amenazas de aniquilación mutua".

El horror que se vivió en Hiroshima fue de 300 mil grados Celsius en una millonésima fracción de segundo, muchas personas se evaporaron, 73.000 desaparecieron y una onda expansiva de 6 mil grados de calor carbonizó los árboles a 120 kilómetros de distancia donde estalló la primera bomba. Nos preguntamos: ¿A cuántos grados quieren incendiar y reducir al planeta tierra todos los aliados nucleares independientemente del bando que ocupan? Prohibido olvidar a Nagasaki e Hiroshima, de lo contrario, nos llevará a ser polvo cósmico tóxico vagando por el universo.
- Fecha de publicaci├│n: 24 Sep 2013
- Publicado por: CEAA

Centro de Estudios de África, Asia y Diásporas Latinoamericanas y Caribeñas "José Manuel Briceño Monzillo"
E-mail: ceaaula@hotmail.com | Teléfono:+58 (0274) 2401885
Universidad de Los Andes, Mérida - Venezuela