Información General Miembros Investigación Enlaces de Interés Eventos
Principal
Eventos y noticias
Eventos años anteriores

Eventos y Noticias

NELSON MANDELA: In Memoriam


"Me gustaría ser recordado no como alguien único o especial sino como parte de un gran equipo en este grupo que ha luchado por mucho años, décadas, incluso siglos".


***


"La mayor gloria de vivir no reside en nunca caer, sino en levantarse cada vez que caes".
Nelson Mandela





Uno de los conflictos más significativos en materia de solidaridad activa internacional del siglo XX que la humanidad vivió en el marco de la Guerra Fría, sin duda alguna fue el de Sudáfrica y su lucha contra la dictadura racista conocida como el apartheid.

Los sectores vanguardistas de Latinoamérica, el Caribe, Estados Unidos, Europa, Asia y África desarrollaron múltiples actividades en pro del fin de un sistema único a nivel mundial de racismo de Estado constitucionalmente validado por la minoría racista y legitimado por los gobiernos del primer mundo, a través de la presencia de empresas extranjeras que complementaban la explotación al pueblo, recursos agrícolas y mineros de Sudáfrica.

Nelson Mandela fue uno de los cientos de miles de presos que el apartheid tuvo en sus cárceles por el lapso de 27 años, al ser acusado de saboteador y terrorista. La cadena perpetua impuesta por el régimen lo convirtió en un ícono por la libertad de su pueblo cuya causa solidariamente fue asumida por el mundo. Abogado de profesión que junto a Mahatma Gandhi en Sudáfrica y la India, constituyeron (y constituyen) los paradigmas universales de lucha por la dignidad, condición y derechos humanos del planeta.

Madiba, distinción honorífica dada por los ancianos de su etnia, y llamado así por su pueblo, representó el eje que agrupaba y ordenaba las luchas en el exilio, las protestas en el suelo sudafricano, las negociaciones por una transición y "erradicación" del sistema imperante. Muchos lo consideran el padre fundador de la "nueva Sudáfrica" y  la "democracia multirracial" de un país que iniciaba un nuevo rumbo hacia el futuro. Otros lo califican como un "traidor" a los principios de la Carta de la Libertad, al condicionar la lucha antiapartheid como una revolución negociada, ya que durante su mandato como primer presidente electo por la mayoría de Sudáfrica desde 1994, fueron más las depuraciones políticas heredadas del apartheid que la eliminación del sistema económico que aún sigue vigente al mantener una profunda desigualdad económica en la población negroide sudafricana.

Cada uno de los muertos en las masacres que ha vivido Sudáfrica son un recordatorio para entender por qué se luchaba y se seguirá luchando en ese país. El costo social pagado por el pueblo sudafricano ha sido muy alto y paralelo a ello, el pensamiento político de Nelson Mandela representará la otra cara más allá de la moneda nacional que las viejas y nuevas elites políticas del Congreso Nacional Sudafricano ya no podrán seguir manipulando ante el continuismo de las injusticias en la población marginada que aún no ha salido de las barriadas más pobres y que sobrevive día a día con salarios de miseria.

La Sudáfrica de hoy siente antes y luego de la partida de Nelson Mandela que su país vive y vivirá una incertidumbre por la deuda social y económica acumulada aún pendiente por cancelar. Inseguridad, inflación, desempleo, mundial de fútbol, corrupción, pobreza masiva, fuerte represión policial como la reciente masacre a trabajadores mineros  de Marikana y la muerte del taxista Mido Macia, de 27 años, en la provincia de Daveyton, entre otros actos que no han salido a la luz de los medios de comunicación internacional, y que representan una gran contradicción gubernamental cuya dirección tiende a minimizar el legado de Mandela y evidencia el mal camino y ejemplo que están dando al pueblo las gestiones gubernamentales que actualmente existen en Sudáfrica.

Desde Mérida-Venezuela, tierra que le dio el título de Libertador a Simón Bolívar, nos unimos al duelo nacional que embarga a ese país e invocamos al pueblo sudafricano a retomar las banderas de lucha por las cuales miles dieron su vida, sin caer en las desviaciones e intoxicación de poder vigente que cada día olvidan el pasado reciente de victorias alcanzadas y  la opresión que necesariamente debe ser erradicada.

El legado accionario y pensamiento político de Nelson Mandela es y será un ejemplo a seguir en su tierra: continente africano y el Orbe, para comprender las realidades intrínsecas en el racismo de Estado, la democracia, la libertad no negociada, el nacionalismo, el equilibrio de un político ante la adversidad y un estadista que asume el reto de ser criticado en el porvenir, aunque haya dado con aciertos y desaciertos al paso de haber librado la batalla por la libertad y la paz.

En la única entrevista realizada a Mandela por un periodista venezolano durante su corta estadía en el país, Nelson Álvarez, de Venezolana de Televisión, dijo: "Hay dos maneras de lograr la democracia, una es por persuasión y la otra por decisión: Si la persuasión y la decisión no logran tener éxito,  la otra manera es el ejercicio del poder".

Cuanta vigencia y proyección hacia el futuro de los pueblos poseen estas palabras a nivel mundial.

Descanse en paz Nelson Rolihlahla Mandela (1918-2013), sus  95 años de vida en el ciclo de su matemática biológica serán causas, inspiración y debate en todo el mundo, eso hace la diferencia en la historia.
- Fecha de publicaci├│n: 06 Dec 2013
- Publicado por: CEAA

Centro de Estudios de África, Asia y Diásporas Latinoamericanas y Caribeñas "José Manuel Briceño Monzillo"
E-mail: ceaaula@hotmail.com | Teléfono:+58 (0274) 2401885
Universidad de Los Andes, Mérida - Venezuela