Información General Miembros Investigación Enlaces de Interés Eventos
Principal
Eventos y noticias
Eventos años anteriores

Eventos y Noticias

A propósito del Día Internacional de África


Cada año el 25 de Mayo, la comunidad internacional conmemora el día de África, fecha aniversario de la fundación de la Organización de la Unidad Africana (1963), pues han transcurrido ya 51 años en el cual el concierto de Estados africanos que conforman lo que conocemos unitariamente como África impulsaron en primer lugar: logros, expectativas y retos por superar el legado colonial y asumir al interior de su debate interno sus propias responsabilidades en la era post independencia. En segundo lugar: vivir frustraciones, genocidios, etnocidios, guerras, terrorismos, secuestros, violencia de todo tipo y depredación del medio ambiente. Realidades y escenarios vigentes generados por las acciones conjuntas de las elites africanas y su complicidad con los Estados y transnacionales de Occidente y Asia.

Atrás han quedado los idearios, tesis programáticas, liderazgos y banderas nacionalistas que impulsaron los movimientos de liberación nacional del continente. Hoy pesa y protagoniza cada día el pragmatismo de las relaciones en el África del siglo XXI. Capitalizando así avances parciales en los planes de emergencia económica que demandan un inmediato beneficio sobre la población africana.

África grita no sólo por su liberación y emancipación postergada. Grita por hambre, grita por violación, grita por masacres, grita por explotación interna y externa, grita ante las viejas y nuevas acciones neo colonizadoras, grita por la falsificación de su propio devenir, grita ante la violencia demencial de los nuevos golpistas y opresores, grita ante la ausencia de paz, grita los desplazados que deambulan con sus pasos seguidos por la muerte y a la vez por el rechazo de sus pueblos vecinos. África ha llorado la partida de sus hombres, mujeres, ancianos y niños con la esperanza de renacer desde las cenizas de sus ancestros que no traicionan las trascendencias de sus tiempos míticos y sociales en su tierra y diásporas forzosas en sus historias.

África demanda que sus líderes trasciendan el pacatismo de ver el continente desde la comodidad de su Estado-región y afronten retos y desafíos comunes. Avanzar en este punto  fortalece los pasos integracionistas existentes, pero se hace indispensable consensuar voluntades políticas e ir año tras año hacia una nueva África que surja de sus propios esfuerzos. Industrializándose progresivamente a la par no sólo con las transferencias de tecnologías e innovaciones actuales derivadas de sus propios éxitos en sus mercados, si no definiendo una agenda de reformas y actualizaciones de sus marcos jurídicos estatales que eviten la instauración recurrente de la figura manipulada del Estado fallido donde Occidente capitaliza sus ocupaciones militares y contratos privilegiados para sus empresas beneficiaria de las guerras y saqueos.

África desde finales de la década de los noventa del siglo pasado y en la actualidad experimenta grandes inversiones extranjeras de sus vecinos asiáticos y fórmulas de acercamientos con sus pares del Sur (América Latina). Los resultados son diversos, algunos frutos son de sabores amargos que hacen retroceder los avances democráticos. Otros hipotecan las generaciones futuras de africanos al intercambiar materias primas por modelos que se adoptan más no se adaptan. Hay gobiernos africanos que capitalizan las ayudas financieras internacionales desde el Norte y ahora desde el Sur con resultados pocos tangibles, duraderos y finalmente desviados a cuentas bancarias personales. Malas mañas de una generación política que enfrenta ahora una juventud africana preparada profesionalmente con éxitos en sus distintas iniciativas y gestiones económicas-políticas que van compitiendo con los tradicionales círculos de poder africano.

Sin embargo, la lucha contra el radicalismo religioso, el líder mesiánico, los grupos terroristas en los distintos espacios geográficos del África del Norte y África Subsahariana van configurando tendencias para retroceder en más de medio siglo de independencia o avanzar con políticas propias que no deben pasar por las cancillerías de sus ex metrópolis, ya que se cae en las profundidades de nuevos ciclos neo colonizadores que seguirán devastando el continente.

Una nueva África se construye diariamente en medio de grandes dificultades, hay una amplia voluntad política por los cambios en las nuevas generaciones de ciudadanos africanos demostradas favorablemente a escalas menores en materia económica y política, hay un aumento del crecimiento económico en la última década pero con resultados bajos en materia del aumento del desarrollo y calidad de vida africano que provocan el estallido de bombas de tiempo social ante tanta injusticias en la distribución de sus riquezas.

El 2014 es un año donde las elecciones africanas (Argelia, Sudáfrica, Malaui, Egipto, Mozambique, Burundi y Burkina Faso) marcaran las pautas para cambios, continuismos, virajes positivos o negativos. Sus resultados serán ejes ordenadores o desordenadores para que la democracia con justicia social se consolide, los golpes de Estados sigan bajo el repliegue de sus pactos, las estadísticas de los desaparecidos hablen  en tierras africanas y aguas internacionales, o el fanatismo religioso expansionista en cada realidad nacional al estilo de los Boko Haram sea la consecuencia de una África sin oxigenación estructural en sus institucionalidades. En esta perspectiva, no debemos omitir en materia electoral que el triunfo de las fuerzas políticas derechistas en el parlamento europeo tendrán un efecto depurativo en las miradas de asistencias humanitarias, cooperación económica hacia una África donde predomina un 50% de su población en pobreza extrema. Somos optimistas en que África sostenga y diga al mundo que trabajan y luchan arduamente para no ser el eterno déjà vu  o live aid. La hechura actual del capitalismo liberal y salvaje sólo ve la lógica de sus finanzas depredadoras y es ciego ante la condición, dignidad y derechos humanos, por cierto este último aspecto, es el más rentable para justificar sus intervenciones y aumentar sus fondos y reservas internacionales.

 
- Fecha de publicaci├│n: 04 Jun 2014
- Publicado por: CEAA

Centro de Estudios de África, Asia y Diásporas Latinoamericanas y Caribeñas "José Manuel Briceño Monzillo"
E-mail: ceaaula@hotmail.com | Teléfono:+58 (0274) 2401885
Universidad de Los Andes, Mérida - Venezuela