Información General Miembros Investigación Enlaces de Interés Eventos
Principal
Eventos y noticias
Eventos años anteriores

Eventos y Noticias

Kailash Satyarthi, Nobel de la Paz


Este año 2014 la Academia de Noruega ha decidido valorar a los hombres y mujeres que trabajan realmente por un mundo mejor y no por aquellos que han sido mal galardonados y militan contradictoriamente en la guerra, como aconteció hace poco. Tal rectificación es una esperanza de entendimiento por la paz por parte de la misma Academia.

El otorgamiento de este Premio Nobel al ciudadano indio Kailash Satyarthi, (ingeniero electricista de profesión que abandonó la comodidad de su cargo por uno muchísimo más complicado como lo es la educación y elevación de la calidad de vida de los niños más pobres víctimas de la explotación laboral de su país), representa una designación muy valorada  en los países en vías de desarrollo, especialmente en la India. Dicho otorgamiento fue compartido con  la joven ciudadana pakistaní Malala Yousafzai, otra gran personalidad que ha vivido en carne propia los atropellos de los radicalistas islámicos: al defender el derecho a la educación de las niñas y niños pakistaníes, los talibanes quisieron callarla disparándole a la cabeza.

Kailash Satyarthi,  de 60 años, representa el octavo premio Nobel de la Paz en la India. Su vida desde la infancia estuvo marcada por la percepción directa de las diferencias: "Desde que era niño me llenaba de rabia e impotencia ver que otros niños de mi edad tuvieran que trabajar y no pudieran  ir a la escuela como yo", declaró en una oportunidad en una entrevista dada al diario español El País. El reconocimiento internacional a su persona y su equipo de trabajo es un solaz para un futuro mejor de millones de voces que sufren diariamente las relaciones explotadoras del trabajo infantil.

 Su ONG, Bachpan Bachao Andolan (BBA), cuyo significado en hindi es "Movimiento por la Salvación de la Infancia", ha cambiado la vida de unos 80.000 niños según el propio testimonio dado por el nuevo Nobel de la Paz. Esta obra rescata y dignifica diariamente a niños que ahora hacen de su vida un derecho propio y no el que decidan los explotadores de la neoesclavitud. Las estrategias de trabajo son múltiples: el rescate y la defensa, la denuncia de abusos, el aviso a las autoridades policiales de explotadores infantiles, la educación, las terapias psicológicas, el fomento de aldeas amigables para los niños en las áreas urbanas-rurales, el boicot de la compra de productos  hechos por la  mano de obra infantil forzada, el llamado de atención de la comunidad mundial ante esta realidad y el debate en torno a la necesidad de crear legislaciones que penalicen estas formas de trabajo. Igualmente ha implementado acciones de asalto a fábricas que recluten a nuevos niños explotados, liberándolos y llevándolos a sus senos familiares humildes, reintegrándolos así a una vida con derechos entre otras tantas iniciativas y acciones que son contrarrestadas a través de la educación digna y liberadora que los haga sujetos y no objetos. Todo esto constituye la gran tarea diaria de este hombre indio al lado de su grupo de trabajo.

 Al tener conocimiento de haber sido galardonado dijo: "Este es un honor para todos mis compatriotas indios, así como un honor para todos aquellos chicos del mundo cuyas voces nunca antes fueron oídas de manera adecuada." Aquí tenemos un ejemplo de las reservas éticas y morales  más grandes de la India y el orbe. Gracias a las acciones pacíficas emprendidas hace años por este héroe de la infancia nacional e internacional y, sin duda alguna, el Estado indio y el gobierno actual de ese país, tomarán acciones serias y ejemplares para acabar con esta inmoralidad llamada explotación infantil.

Ya no son válidas las manipulaciones históricas del mal nacimiento o la carga mental del mal karma de la pobreza en la India del siglo XXI. Estamos frente a una real posibilidad de articular acciones jurídicas internacionales que acaben con este tipo de esclavitud  y que lleven a la cárcel a todos los involucrados que van desde los secuestradores de niños y niñas, hasta los pequeños empresarios contratantes y responsables de este delito.

El 10 de diciembre de 2015 será el acto de entrega del Premio Nobel de la Paz para estos dos grandes héroes de la humanidad que serán honrados por la Academia Noruega. Ojalá puedan  ir acompañados de sus respectivos  Primeros Ministros  y así ayudar a disminuir las actuales tensiones militares presentes en sus fronteras. Sería un gran aprendizaje para ambos gobiernos y para el mundo entero.
   
Una vez más, la paz debe vencer las balas.  
- Fecha de publicaci├│n: 03 Nov 2014
- Publicado por: CEAA

Centro de Estudios de África, Asia y Diásporas Latinoamericanas y Caribeñas "José Manuel Briceño Monzillo"
E-mail: ceaaula@hotmail.com | Teléfono:+58 (0274) 2401885
Universidad de Los Andes, Mérida - Venezuela