Información General Miembros Investigación Enlaces de Interés Eventos
Principal
Eventos y noticias
Eventos años anteriores

Eventos y Noticias

Palabras de Su Majestad el Emperador pronunciadas en el Servicio Memorial en ocasión de Conmemorar el Quinto Aniversario del Gran Terremoto del Este de Japón* (11 de Marzo de 2016)

Han pasado cinco años desde el Gran Terremoto del Este de Japón. Hoy, junto a la gente reunida acá, me gustaría expresar mis más profundas condolencias a aquellos quienes perdieron sus vidas en el desastre y a sus afligidas familias.

Hoy, hace cinco años, el este de Japón fue sacudido por un enorme terremoto y tsunami, los cuales dejaron más de veinte mil personas muertas o desaparecidas. Nunca podré olvidar la imagen que vi en la televisión del tsunami precipitándose hacia la planicie de Sendai como una pared negra a una velocidad vertiginosa. Recuerdo la desesperación que sentí cuando me preguntaba cómo poder evacuar a la gente ante semejante tsunami. La imagen de los pescadores navegando mar adentro valientemente, tratando de salvar sus embarcaciones, quedó grabada profundamente en mi mente.

Nuestra más profunda gratitud va para los miembros de las Fuerzas de Auto-Defensa, la policía, el departamento de bomberos, la guardia costera de Japón y los gobiernos locales y central, así como a los ciudadanos particulares, quienes con devoción se esmeraron en las operaciones de búsqueda y rescate ante condiciones tan severas, sin preocuparse por su propia seguridad o dolor.

El accidente de la planta de energía nuclear, que vino después del terremoto y del tsunami, obligó a la gente a abandonar el lugar donde vivían por la contaminación radioactiva. Se han hecho esfuerzos para mejorar esta situación, pero mi corazón sufre pensando en quienes actualmente no han podido regresar a sus hogares.

En medio de todas estas calamidades, numerosos voluntarios se comprometieron en actividades de apoyo, junto con el gobierno central y los gobiernos locales, para ayudar a las personas afectadas a lo largo de todo el país. También es inolvidable el enorme apoyo recibido por más de ciento sesenta países y regiones, muchas organizaciones internacionales y las fuerzas de los EEUU instaladas en Japón.

En los cinco años que han transcurrido desde entonces, la gente ha trabajado conjuntamente para superar las numerosas dificultades y han hecho grandes esfuerzos hacia la reconstrucción. Como resultado de esto, se ha logrado  progresar en varios campos, como en la construcción de una infraestructura para la prevención de desastres, el desarrollo de áreas residenciales más seguras, y la reconstrucción de las industrias locales. Sin embargo, muchas personas continúan viviendo hoy bajo condiciones difíciles, tanto en las regiones afectadas como en los lugares a donde fueron trasladadas. Estoy preocupado porque debe haber mucha gente que aún está sufriendo y no tenemos conocimiento de ello porque están en lugares que se encuentran fuera de nuestro alcance informativo, incluyendo a  personas mayores, que avanzan en su edad, año tras año.

Es muy importante que los corazones de todos continúen en solidaridad con los afectados, para que todas y cada una de las personas que estén en dificultad, sin excepción, puedan volver a sus vidas normales lo más pronto posible.

Japón está bendecido con una naturaleza hermosa, pero a ratos esa naturaleza puede revelar aspectos muy peligrosos. Mi más sentido deseo es que la gente de Japón utilice las lecciones, con un gran costo, hemos aprendido de este desastre. Cultivar en cada persona una conciencia de prevención de desastres, y pasar esa conciencia a las generaciones futuras para hacer de nuestro país un lugar más seguro.

Quisiera garantizar a todas aquellas personas que continúan haciendo esfuerzos incansables mientras viven con grandes dificultades, que nuestros corazones están con ellos, y que junto con las personas aquí reunidas, expreso mi esperanza que los días de paz y tranquilidad volverán lo más pronto posible a las regiones afectadas. Para cerrar, ofrezco una vez más mis más sinceras condolencias para todos aquellos que perdieron sus vidas en el Gran Terremoto del Este de Japón.

* Tomado de:  http://www.kunaicho.go.jp/page/okotoba/detailEn/1#3
Traducción no oficial elaborada por Helena Tugues.
- Fecha de publicaci├│n: 05 Apr 2016
- Publicado por: CEAA

Centro de Estudios de África, Asia y Diásporas Latinoamericanas y Caribeñas "José Manuel Briceño Monzillo"
E-mail: ceaaula@hotmail.com | Teléfono:+58 (0274) 2401885
Universidad de Los Andes, Mérida - Venezuela