Información General Miembros Investigación Enlaces de Interés Eventos
Principal
Eventos y noticias
Eventos años anteriores

Eventos y Noticias

Perspectivas económicas en África 2016.




En los últimos años el afro-pesimismo, entendido este como la persistencia de la inestabilidad política traducida en golpes de Estados y catástrofes económicas han  dado paso en el siglo XXI a un afro-optimismo, donde los procesos de democratización, integración regional, pacificación y avances económicos vienen siendo la tendencia en África subsahariana y otras regiones del continente. Tras la muy extendida percepción en la década de 1990 de un continente sumido en la violencia, el hambre, atraso y sin posibilidades de desarrollo como consecuencia de las contradicciones inherentes a los sistemas políticos, este escenario ha logrado superar progresivamente los obstáculos que han condicionado los ritmos de crecimiento económico para dar paso a una nueva inserción en las dinámicas internacionales.

A pesar de las crisis cíclicas que ha vivido la economía mundial en los últimos años, África ha logrado soportar los avatares y contracciones financieras como la sucedida en el 2008, de la que muchos países desarrollados no han podido salir hasta fechas recientes. La participación de algunos países del continente en bloques extra regionales como los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), atestigua el  papel que viene jugando Sudáfrica en el marco de las economías emergentes, solo por mencionar un ejemplo. Diversos han sido los elementos que han catalizado  el desarrollo económico, entre los que destacan: el papel que han jugado los recursos naturales, permanente inversión extranjera, nuevos socios comerciales, equilibrada administración macroeconómica, así como una ascendente demanda interna que ha incluido procesos de urbanización, mejora en los servicios públicos y  creciente posicionamiento de la clase media.

En su informe anual Perspectivas Económicas en África 2016, presentado recientemente por Casa África y elaborado de forma conjunta por el Banco de Desarrollo Africano (AFDB), el Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (UNDP), se han dado la tarea de analizar el comportamiento del continente tomando en cuenta los avances en materia económica y su repercusión en el conjunto de las sociedades africanas. La 510 reunión anual del Banco de Desarrollo Africano, fue celebrada en Lusaka, Zambia en mayo del año en curso, siendo el tema de discusión “Las ciudades sostenibles”.

El documento destaca el papel que están jugando las ciudades en los procesos de transformaciones continentales, donde señala que el rendimiento económico de África se mantuvo firme  a pesar de los altibajos de los mercados internacionales. Esta persistencia se ha visto reflejada en el hecho de que es la región que más crece después de Asia Oriental, donde los pronósticos son de 3,7% para el 2016 y 4,5% para el 2017. Así, estos ritmos estarán garantizados en la medida en que las economías desarrolladas se vean fortalecidas y muestren niveles de estabilidad sostenida, al igual que la recuperación progresiva de las materias primas, por cuanto es un elemento significativo para las economías africanas. 

Por ser las ciudades, el punto central del informe y su papel en el desarrollo del continente, este pasa en primera instancia por desbloquear el potencial de los centros urbanos, los cuales están exhibiendo una urbanización histórica por cuanto la población que vive en las ciudades se ha duplicado entre 1995-2015, alcanzando 472 millones de personas. En este sentido, los autores del informe destacan el papel de Ghana, donde la población casi se duplicó entre 1991 y 2000, pasando de 1.3 millones a 2.5 millones de habitantes a un ritmo de crecimiento medio anual del 7.2%. Durante ese mismo período, el área construida de la ciudad se incrementó de 10.000 hectáreas a 32.000 con un crecimiento medio anual del 12.8%, siendo la urbanización una propensión que está vinculada al crecimiento de África.

Así como las potencialidades que ofrecen las ciudades, los retos inherentes al desarrollo africano incluyen múltiples frentes que deben ser atendidos como la falta de planificación, lo cual ha hecho que la expansión urbana sea más costosa. Al mismo tiempo, se hace necesario el diseño de unas políticas adecuadas que ayuden a impulsar el desarrollo económico mediante mayor productividad agrícola, industrialización, servicios estimulados por el crecimiento de la clase media y la inversión extranjera directa en corredores urbanos, además de incluir a una creciente población joven que puede sentir el rigor del lento desarrollo humano, son los puntos tratados  entre otros en el presente informe.

África mira hacia nuevos horizontes y objetivos ejemplares propios para ir consolidando su desarrollo de manera equilibrada.








Interesados en el informe, ver el enlace:

http://www.afdb.org/fileadmin/uploads/afdb/Documents/Publications/AEO_2016_Report_Full_English.pdf
- Fecha de publicaci├│n: 25 Oct 2016
- Publicado por: CEAA

Centro de Estudios de África, Asia y Diásporas Latinoamericanas y Caribeñas "José Manuel Briceño Monzillo"
E-mail: ceaaula@hotmail.com | Teléfono:+58 (0274) 2401885
Universidad de Los Andes, Mérida - Venezuela