Información General Miembros Investigación Enlaces de Interés Eventos
Principal
Eventos y noticias
Eventos años anteriores

Eventos y Noticias

Simón Bolívar y Alexander Petión: La abolición de la esclavitud en Venezuela



Durante el período 1812–1814, apreciamos que nuestros patriotas hicieron  múltiples  esfuerzos  por  organizar  dos gobiernos soberanos en Venezuela (el de la primera y el de la segunda República), ambos esfuerzos fueron frustrados por las tropas españolas y sus aliados criollos, dirigidas en primer lugar por Domingo Monteverde y luego por José Tomás Boves, Francisco Morales y Francisco Rosete, sin omitir la insurrección de los esclavizados negros, zambos y mulatos de Barlovento y el Litoral Central.  Más adelante, en el trienio 1815–1818, el panorama de nuestra nación entra en una nueva fase en su lucha contra la hegemonía del imperio español, todo ello debido a la presencia en su territorio de un ejército traído directamente desde la Metrópoli (abril de 1815), el cual fue dirigido por el General Pablo Morillo, quien como Jefe Expedicionario, Gobernador y Capitán General de Venezuela logra entre otras cosas: internacionalizar el  conflicto bélico, derrotar transitoriamente a los grupos insurgentes y ocasionar el destierro de varios oficiales del bando independentista, tal como ocurrió con Simón Bolívar quien se vio obligado a viajar a la Nueva  Granada, luego a Jamaica y posteriormente a Haití, país donde obtiene en forma inmediata la ayuda del Presidente Alexandre Petión, la cual le permitió  continuar la lucha en pro de la libertad de su país.

En una carta que el Libertador le envía al Presidente Petión, desde la  ciudad de Kingston el 19 de diciembre de 1815, entre otras cosas, le  manifiesta “...que nuestra afinidad de sentimientos en defensa de  los derechos  de nuestra patria común me granjeará por parte de V.E. los efectos de su  inagotable  benevolencia hacia todos aquellos que nunca  recurrieron a ella en  vano”. (Ver: Breviario del  Libertador. Un esquema  documental  básico / notas y selección de Ramón de Zubiria. Medellín (Colombia): Editorial Bedout, 1983. p. 112). Catorce días después, es decir el 2 de enero de 1816,  Bolívar conoció personalmente en la ciudad de Puerto Príncipe al Presidente  Petión y entre los días 7 al 15 del mes antes mencionado, ambos personajes  realizaron varias entrevistas y “...Bolívar recibió de Petión la promesa formal  que le suministrará toda clase de auxilios para organizar y realizar una  expedición contra la Costa Firme. También [Bolívar] se ha comprometido con  Petión en proclamar la libertad general de los esclavos en Venezuela y en todos los territorios que liberte” (Véase: Verna, Paul. Bolívar y los emigrados patriotas en el Caribe (Trinidad, Curazao, San Thomas, Jamaica,  Haití). Caracas: Instituto Nacional de Cooperación Educativa, INCE, 1983. p. 98).

Vemos que el Libertador, al obtener la ayuda prometida por Petión organiza la Expedición de los Cayos,  la cual le permitió desembarcar en la  isla de Margarita en el mes de mayo de 1816 y a partir de esa fecha, Bolívar  inicia su campaña abolicionista, la cual estará acompañada desde el primer  momento  por la oposición  que  le  manifiestan  los sectores oligárquicos y los terratenientes –hacendados (amos de esclavos), quienes actuaron desde el mismo seno del Ejército Patriota y de las instituciones gubernamentales. Entre los decretos más importantes promulgados por Bolívar en pro de la abolición de la esclavitud, encontramos los siguientes: los emitidos el 2 de junio y el 16 de julio de 1816, el primero en Carúpano y el segundo en Ocumare de la Costa. En el decreto de Carúpano la libertad sólo beneficiaría a los esclavos que se incorporaran al servicio militar y en el de Ocumare de la Costa la liberación favorece a toda la población sometida a esclavitud.

Antes de finalizar el año de 1816, el Libertador permanece en el Oriente  de nuestro país, y fue sometido a un conjunto de  intrigas ocasionadas por los mismos oficiales patriotas y después de algunas derrotas en el campo militar,  se vio obligado a salir de Venezuela, y otra vez viaja a Haití, donde se  comunica con Petión, quien le otorga nuevamente una ayuda militar para  que organizara otra expedición (Jacmel, 18 de diciembre de 1816) y entre  otras  cosas, Petión le manda una carta donde le dice “...Si  la  fortuna  inconstante ha burlado por segunda vez las esperanzas de V.E., en la tercera puede  serle  favorable; yo  al  menos  tengo  ese  presentimiento, y si yo  puedo de algún modo disminuir  la pena y sentimiento de V.E. puede desde luego contar con cuanto consuelo de mi depende” (Ver: Breviario del Libertador... p.109).

Después de la expedición antes mencionada, Bolívar y sus tropas  pudieron  consolidar un conjunto de triunfos en el campo militar que les  garantizaron su permanencia en el Oriente y en el Sur de Venezuela. La  amistad entre el Libertador y el Presidente Petión culminó con el  fallecimiento de este último en 1818 y por tal motivo Bolívar expresó que  Petión fue un hombre de grandes virtudes, patriotismo y generosidad. (“Carta de Simón Bolívar  al Presidente Boyer” En: Breviario del Libertador...p. 111).

            

Dr. José Marcial Ramos Guédez.     
- Fecha de publicaci├│n: 07 Feb 2017
- Publicado por: CEAA

Centro de Estudios de África, Asia y Diásporas Latinoamericanas y Caribeñas "José Manuel Briceño Monzillo"
E-mail: ceaaula@hotmail.com | Teléfono:+58 (0274) 2401885
Universidad de Los Andes, Mérida - Venezuela