Información General Miembros Investigación Enlaces de Interés Eventos
Principal
Eventos y noticias
Eventos años anteriores

Eventos y Noticias

Crisis humanitaria en Yemen, Sudán del Sur, Somalia y Nigeria



Las Naciones Unidas ha declarado recientemente que nos encontramos en la más grave situación de crisis humanitaria desde el año 1945 (fin de la II Guerra Mundial), 20 millones de personas en estos países mencionados en el titular de la presente nota se encuentran afectados por hambre e inanición.  El Secretario General ajunto de la ONU para Asuntos Humanitarios, el Señor Stephen O'Brien fijó posición al respecto (ONU, 2017): "Sin esfuerzos mundiales conjuntos y coordinados, la gente, sencillamente se morirá de hambre”. Tal escenario de catástrofe porvenir a corto plazo requiere 4.400 millones de dólares para el mes de julio del año en curso para paliar dicho cuadro de caos.
   
Adicionalmente, hay otros factores  que suman mayores dificultades a esta crisis humanitaria como las guerras regionales, es el caso de Yemen (ubicado en el Mashreq, al sur de la Península Arábiga y bordea el golfo de Adén y el mar Rojo), las partes en conflicto niegan el acceso de las fuerzas humanitarias para más de 18,8 millones de personas que necesitan ayuda urgente. Más de 7 millones de ellas padecen hambre.

En la región africana, tales como Somalia, la problemática es climática, la sequía tiene rango de catástrofe nacional, 6,2 millones de personas (más del 50% de la población demanda asistencia y protección humanitaria), 2,9 millones bajo amenaza de hambruna  y  casi un millón de niños menores de cinco años, estarán "gravemente desnutridos". Sudán del Sur, forma parte en los actuales momentos de una guerra civil que lleva más de tres años. Acá el hambre es de naturaleza política ante la conflictividad, atraviesa un período de aguda gravedad nunca visto. Según O'Brien, el hambre es "causada por el hombre", por las partes involucradas y los que "no intervienen para poner fin a la violencia". Más de 7,5 millones de personas requieren ayuda humanitaria en este país con 3,4 millones de desplazados y más de un millón de niños padeciendo hambre en todo el país, indicó el diplomático.

En el noroeste de Nigeria, la guerra declarada por el grupo islamista Boko Haram, han muerto más de 20.000 personas y 2.6 millones de personas han sido forzadas a emigrar de sus comunidades. Ya el problema ha llegado a los extremos que han fallecido la mayoría de la población en etapa de lactancia y los adultos se encuentran en fase de inanición.
    
 Cuando el mundo ve este escenario dantesco: A) Un niño muere cada 10 minutos en Yemen por una enfermedad prevenible, mientras que medio millón de menores de 5 años sufren de desnutrición aguda grave. Arabia Saudita financia la guerra en su coalición política en ese país. B) 4,9 millones de personas (40% de la población) están "en necesidad urgente de alimentos, agricultura y asistencia nutricional" en Sudán del Sur la muerte hace mayor presencia cotidianamente. C) La última hambruna declarada en Somalia, apenas fue hace seis años, 260.000 personas murieron. Ahora se inicia otro ciclo más crítico, generado por el fenómeno climático de El Niño, casi no hay ganado ni cultivos. La prioridad internacional es otra. Según cifras aportadas por la ONU, recientemente han disparado otras alarmas, el Secretario General Guterres indicó que la ONU solo había recibido 90 millones de US$ hasta el momento en lo que va de 2017, pero se requieren  4.400 millones de US$ en tres meses.
   
Lamentablemente, los gobiernos del primer y segundo mundo, así como los países en vías de desarrollo, no cancelan sus cuotas o se atrasan en el pago anual (Venezuela entre ellas). De modo similar, la atmósfera es de prepararse para una guerra comercial como antesala a una guerra global, se incrementan las partidas presupuestarias para defensa y compra de equipos de última generación, espionaje y guerras sucias. Todo en nombre del libre comercio en la promoción de la prosperidad, la libertad, la democracia, el mercado, para imponer altos aranceles a las importaciones, distintas formas de proteccionismo y una era global que ahora entra en la fragmentación y rechazo de pueblos, demencia y metástasis que amenaza a la condición humana y al ambiente.
   
Colapsamos más rápido, el crecimiento económico irracional  y la sostenibilidad no pueden continuar  con este tipo de incertidumbres. Los muertos del Sur no importan.
- Fecha de publicaci├│n: 23 Mar 2017
- Publicado por: CEAA

Centro de Estudios de África, Asia y Diásporas Latinoamericanas y Caribeñas "José Manuel Briceño Monzillo"
E-mail: ceaaula@hotmail.com | Teléfono:+58 (0274) 2401885
Universidad de Los Andes, Mérida - Venezuela