Información General Miembros Investigación Enlaces de Interés Eventos
Principal
Eventos y noticias
Eventos años anteriores

Eventos y Noticias

Myanmar y la crisis Rohinyas

El Grupo de Coordinación Intersectorial de la ONU sitúa ya en más de medio millón (519.000) el número de rohinyas huidos a Bangladés desde el pasado 25 de agosto 2017, etapa en la cual se reinicia otro período de represión por parte del ejército de Myanmar o birmano quienes los consideran bangladesíes pese a vivir desde hace décadas en su país.

La crisis se agudiza mucho más, huyen por día entre 10.000 y 20.000 rohinyas, según datos de la Organización Internacional para las migraciones. Atraviesan ríos, recorren aproximadamente veinte kilómetros de selva para llegar a la vecina Bangladés, esto ha llevado a los campos de refugiados en la parte oriental de Bangladés  tales como Cox’s Bazar, Kutupalong y Balukhali a colapsar su capacidad y paralelamente se han levantado  campamentos improvisados.

El subsecretario general de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas ha solicitado  entrar en la provincia birmana de Rakáin,  de la que escapan los rohinyas para hacer el trabajo humanitario no solo de la ONU sino de otras organizaciones humanitarias internacionales, lo cual ha sido negado por parte del gobierno birmano. Ello ha impedido ver el problema en su real dimensión, solo los testimonios de los refugiados han sido los referentes en materia de violación de derechos humanos (asesinatos, torturas, violaciones sexuales, provocación de incendios de sus poblados, disparos  contra las aldeas, entre otras acciones por parte del ejército y paramilitares de ese país).

Los rohinyas son una etnia de 1.1 millones de personas que han vivido por generaciones en el territorio hoy conocido como Myanmar, su religión es musulmana. Carecen del derecho de ciudadanía en el país, se les ha negado el acceso a la educación, salud, vivienda, libertad de movimientos en el espacio geográfico de Myanmar, entre otros derechos básicos. Tal como lo indica el analista argentino  Daniel Feierstein:


“La formulación central que da cuenta de la intencionalidad genocida se basa en postular que hay un grupo de población que no existe, que nunca existió o que no merece existir entre nosotros. Se planteaba que los armenios no eran otomanos ni turcos, que los judíos no eran alemanes ni europeos, que los subversivos no eran argentinos y que los tutsis no eran ruandeses. Otra vez se pueden identificar las mismas lógicas hoy en Myanmar, con un gobierno que plantea que todos los grupos no birmanos no merecen ser ciudadanos de pleno derecho de Myanmar pero, en especial, que los musulmanes rohingya nunca lo han sido y que el propio nombre con el que se identifican (rohingya) es un invento que se encuentra prohibido para su utilización en el país”.


 De tal manera que ha existido una política de sometimiento rígido por las autoridades nacionales birmanas. Desde el pasado 25 de agosto del año en curso, adicionalmente han sido quemadas las precarias viviendas de los rohinyas por el ejército y las milicias budistas que son empleadas como fuerzas de choque. Amnistía Internacional ha denominado esta acción en particular como: “política de tierra quemada” y “crímenes contra la humanidad”.

 Tal escenario de represión y expulsión forzada ha generado conflictos violentos por parte de este sector oprimido en Asia que asume el derecho a la defensa, dando paso  a la existencia de un grupo local rebelde que ha declarado un alto al fuego por un mes para facilitar el desplazamiento forzado de su pueblo. Las Naciones Unidas ha acusado al gobierno de practicar una campaña “planificada, deliberada y sistemática de limpieza étnica” contra este pueblo musulmán en posición de minoría.

Bangladés y Myanmar empezaron el lunes 2.10.17 una ronda de negociaciones sobre el éxodo masivo de los rohinyas. Por su parte, las fuentes periodísticas internacionales han destacado: “el gobierno birmano ha presentado al de Bangladés una propuesta para aceptar el regreso de los refugiados rohinyas y ambos países han acordado crear un grupo que coordine las operaciones de repatriación”.  Planteándose un horizonte de solución a medias ya que el problema de fondo aún no se resuelve, el pueblo rohinyas es una nación sin Estado y sin ello la crisis se agudizará.

__________________________________

[1]  Feierstein, Daniel. Otra vez genocidio. Opinión, 28 de septiembre de 2017. En: https://www.pagina12.com.ar/65579-otra-vez-genocidio


- Fecha de publicaci├│n: 17 Oct 2017
- Publicado por: CEAA

Centro de Estudios de África, Asia y Diásporas Latinoamericanas y Caribeñas "José Manuel Briceño Monzillo"
E-mail: ceaaula@hotmail.com | Teléfono:+58 (0274) 2401885
Universidad de Los Andes, Mérida - Venezuela