Información General Miembros Investigación Enlaces de Interés Eventos
Principal
Eventos y noticias
Eventos años anteriores

Eventos y Noticias

“La presencia de Dios también se llama rohingya…”

La presencia de Dios también se llama rohingya. Que cada uno tenga su respuesta”, dijo el Papa Francisco durante su estancia en Daca, capital de Bangladesh. Definitivamente la política exterior de El Vaticano hizo lo que debía hacer al poner sobre la mesa de discusión una realidad genocida contra el pueblo rohingya, ya son más de 620 mil refugiados que han huido de la limpieza étnica decretada por el gobierno birmano.

La gira papal por la región meridional asiática (Myanmar y Bangladesh) de cinco días (de finales del mes de noviembre e inicio de diciembre del presente año) a pesar de las distintas presiones ejercidas por el gobierno de Myanmar, incluyendo a la desacreditada “Premio Nobel de la Paz” Aung San Suu Kyi  de no mencionar la palabra rohingya, el Papa en su último momento no solo hizo mención de la misma, sino que se reunió con un grupo de tres familias refugiadas rohingyas conformada por dieciséis personas. En dicho encuentro, el Papa indicó: “Quizá podemos hacer poco por vosotros, pero vuestra tragedia tiene mucho espacio en nuestro corazón. Para aquellos que les han hecho daño y sobre todo por la indiferencia del mundo, les pido perdón”.  Similarmente, el máximo representante de la Iglesia cristiana mostró interés en visitar los campos de refugiados de la minoría musulmana, pero por sugerencia del gobierno de Bangladesh, no se le permitió por cuestiones de seguridad.

Otro momento de interés en que el Papa habló abiertamente sobre este pueblo, fue en el marco del Encuentro Interreligioso y Ecuménico, el mensaje a los líderes de dicho evento, fue puntual: “Que este compromiso, aquí en Bangladesh, donde el derecho a la libertad religiosa es un principio fundamental, sea una llamada de atención respetuosa pero firme hacia quien busque fomentar la división, el odio y la violencia en nombre de la religión”.

Ante la crisis humanitaria rohingyas, recalcó ante miles de fieles y seguidores de otras religiones:  “Hay que tender la mano al otro en actitud de comprensión y confianza recíproca, para construir una unidad que considere la diversidad no como mera amenaza, sino como fuente de enriquecimiento y crecimiento.  De esta manera, no solo concluyó la visita papal a Bangladesh, los efectos de sus palabras van directo al gobierno opresor de Myanmar y paralelamente a la duplicidad discursiva de Occidente y Asia que no logra parar esta tragedia. “Los rohinyas son primero que todo, humanos”.
 
- Fecha de publicación: 08 Dec 2017
- Publicado por: CEAA

Centro de Estudios de África, Asia y Diásporas Latinoamericanas y Caribeñas "José Manuel Briceño Monzillo"
E-mail: ceaaula@hotmail.com | Teléfono:+58 (0274) 2401885
Universidad de Los Andes, Mérida - Venezuela